2 de enero de 2013

Alteraciones oculares a causa de la fibromialgia



La fibromialgia es un síndrome autoinmune, crónico y debilitante que ocasiona dolor severo en los músculos y tejidos; también ocasiona fatiga en más de 6 millones de personas solamente en los Estados Unidos. 
Usualmente causa otros problemas, como son las alteraciones oculares. 
La fibromialgia afecta el sistema nervioso, y por lo tanto, puede alterar la agudeza visual. Puede provocar que los ojos sean más sensibles a la luz y al tacto, también puede inducir a la sequedad ocular, visión borrosa e incluso ceguera.

Sensibilidad a la luz

Aquellos que padecen de fibromialgia a veces pueden tornarse muy sensibles a diferentes fuentes de luz. Por ejemplo, para algunos enfermos es casi imposible trabajar bajo el resplandor de las luces fluorescentes o mirar un televisor o pantalla de computadora brillantes. Otros encuentran muy difícil ver deportes en vivo en un campo brillantemente iluminado o permanecer a la luz del día sin lentes oscuros.

Sequedad ocular

Los enfermos de fibromialgia suelen percatarse que ya no pueden usar lentes de contacto porque éstos les ocasionan dolor e incomodidad. Esta sensibilidad es frecuentemente ocasionada por el síndrome Sicca, un síndrome autoinmune relacionado a la fibromialgia, que ocasiona ojos secos y también sequedad en la boca y la nariz.

Sensibilidad al tacto

Algunos de estos enfermos no pueden tolerar el uso de gafas o lentes con montura porque el peso de los lentes en la nariz estimula terminaciones nerviosas en la cara y el cuello, ocasionando dolores que pueden irradiarse a las orejas, dientes y nariz.

Visión borrosa

En algunos casos, la fibromialgia ocasiona la producción de una mucosidad espesa en los ojos. Esta mucosidad ocasiona deficiencia visual y puede hacer que algunas actividades sean peligrosas de realizar, por ejemplo, el conducir de noche. La visión doble y/o borrosa están frecuentemente relacionadas a otros síntomas, incluyendo el vértigo y el mareo postural.

Ceguera
En algunos pacientes con artritis reumatoide, la fibromialgia puede favorecer la artritis, una inflamación de una o ambas arterias temporales. La ausencia de tratamiento oportuno con altas dosis de esteroides puede permitir que la inflamación se extienda al nervio óptico y dar como resultado una ceguera parcial o completa en el ojo afectado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada