28 de julio de 2014

Cómo mejorar la calidad de vida si tengo fibromialgia


Por: Licda. Mariana Guzmán. Fisioterapeuta
Fibromialgia, Disfunción Miofascial y Desequilibrio Muscular
La palabra fibromialgia es un término bastante difundido, y al ser un posible diagnóstico termina provocando más preguntas que respuestas en las personas que la padecen.
El término proviene de la palabra fibro, la cual se refiere al tejido conectivo, mío, es decir, referente al músculo, y algia que corresponde a dolor, en resumen, dolor que afecta al tejido muscular y tejido conectivo, conocido en el cuerpo humano como fascia (tejido que envuelve al músculo).
La fibromialgia, reúne un conjunto de síntomas, que atacan principalmente a la población femenina entre los 20 a 50 años; aunque es una enfermedad reconocida, tiende a deslegitimarse pues no brinda señales evidentes en los exámenes diagnósticos médicos, sin embargo en la clínica, las personas que la padecen coinciden en padecer dolor, fatiga extrema, trastornos del sueño, dolores de cabeza, y muchas veces se asocia a períodos de desequilibrio emocional y depresión.
Al ser un trastorno de múltiples síntomas, debe ser tratado por diferentes profesionales, sin embargo en este artículo señalaremos que ocurre con el sistema musculo-fascial.
Sistema musculo-fascial
El cuerpo se mueve gracias al equilibrio y la coordinación de un sistema motor que se integra de múltiples factores como lo son, músculos, tendones y huesos. Además, existe un sistema extra de vital importancia en el movimiento, llamado el sistema miofascial, que es el tejido que recubre al musculo y le da forma, cumple con importantes funciones de protección, revestimiento y soporte.
Es por esto, que al estar el sistema fascial ligado directamente al sistema muscular, cualquier afección de uno afectará al otro indiscutiblemente, produciendo restricciones del movimiento, ineficacia muscular, sobre estrés muscular, desequilibrio en las masas musculares, dolor constante y difuso,  lesiones crónicas y degenerativas a largo plazo.
Las lesiones del sistema fascial son frecuentes; numerosas veces nos lesionamos sin darnos cuenta de ello. Basta con mantener posturas o movimientos inadecuados en la vida diaria. El mal comportamiento postural crea gradualmente patrones de movimiento inadecuados que conducen inicialmente al desequilibrio, luego a la sobrecarga y finalmente a la lesión.
Es común la consulta en fisioterapia por dolores que aparecen después de haber mantenido largos períodos de reposo o excesiva actividad, en puntos habituales, que por lo general, corresponde a zonas de sobrecarga; ejemplo de esto es el dolor cervical, lumbar y fatiga excesiva en las piernas.
Muchas veces, es el resultado de una mala secuencia de movimientos, sumado a micro traumatismos que se acumulan y afectan directamente la elasticidad y capacidad de defensa de la fascia y el músculo. En consecuencia, se produce dolor y se crean compensaciones que afectan el equilibrio funcional.
¿Cómo mejorar su calidad de vida?
Primariamente, debe cuidar su cuerpo y prevenir la aparición de lesiones que puedan afectar su equilibrio y su salud en general, algunos consejos a aplicar son:
•      Escuche, observe, sienta y analice su cuerpo: la capacidad de moverse de una manera sana le indicará cuando exista una alteración que usted pueda percibir y modificar.
•      Haga ejercicio. Mantener sus músculos fuertes y sus articulaciones en movimiento es de vital importancia, además de liberar sustancias cerebrales como algunos neurotransmisores que le darán sensación de bienestar.
•      No sobrecargue al sistema muscular si este no se encuentra preparado adecuadamente para la actividad física que se realiza. Por ejemplo, recuerde el principio de progresión en el ejercicio, y en sus actividades, esto le dará mejores bases para obtener mejores resultados y con menos probabilidades de sufrir un daño.
•      Cuide su postura siempre, mantenga una correcta alineación de su cuerpo para no sobrecargar otras estructuras innecesariamente.
•      Realice una rutina de estiramientos cada día, esto le dará mayor capacidad al músculo para mantenerse, flexible, fuerte y sano.
•      Cuide su nivel de hidratación, el sistema muscular y fascial se nutre en gran parte del agua. La deshidratación puede conducir a una lesión muscular y fascial, dolor y fatiga.
•      Cuide su alimentación, recuerde que lo que usted come le proporciona energía y fuerza para que su cuerpo funcione durante el día.
•      Preste atención a cualquier molestia que perciba, estas son señales de alerta y no deben dejarse pasar.

•      Consulte a un fisioterapeuta cuando perciba algún desequilibrio en su cuerpo, prevéngalo y evite que el daño sea peor a largo plazo.


23 de julio de 2014

Cómo actúa el calor. Cómo actúa el frío. En las tensiones musculares y de las articulaciones


El calor rebaja los efectos de las tensiones musculares y de las articulaciones, reduce las contracturas y calma el malestar menstrual. El frío es muy beneficioso contra la hinchazón causada por una lesión o un esguince, y también para combatir el dolor de cabeza y la sensación de pesadez típica del verano. Eso sí, la clave está en aplicarlos en sesiones cortas (10-15 minutos) varias veces al día. Te ofrecemos consejos sencillos que puedes hacer en cualquier parte y que te permitirán afrontar el verano con otro “cuerpo”.

A más de 50 grados
Cómo actúa el calor: 
Bloquea la transmisión de las señales de dolor al cerebro, reduciendo el malestar.
Aumenta el flujo sanguíneo, por lo que los nutrientes de la sangre llegan fácilmente a las zonas lesionadas.
Reduce la rigidez, deshace las contracturas y tiene un efecto relajante.
Utilízalo
SÍ: contracturas musculares, lesiones por un esfuerzo excesivo o malas posturas, estrés y dolores menstruales.
NO: embarazadas y en zonas con inflamación, hematomas o contusiones. Con problemas cardiacos e hipertensión es preciso consultar al médico.
Cómo se aplica
La forma más sencilla consiste en dejar caer agua caliente sobre la zona afectada. Otros métodos:
Calor local. Bolsa de agua caliente, manta eléctrica... Dan un calor seco (unos 50º C), regulable y local. Se deben aplicar cada 10-15 minutos con descansos. Idóneo si te duelen las lumbares, tienes tortícolis o contracturas en la espalda y para aliviar el dolor de la menstruación.
Almohadillas relajantes. Búscalas en tiendas de productos naturales o fabrícalas con hierbas relajantes (lavanda, azahar...). Al calentarse en el microondas liberan sus aromas, aliviando la tensión y tonificando el sistema nervioso, lo que induce al sueño.
Sauna o baño turco. Renuevan y ayudan a respirar mejor. El primero (70º C) es calor seco y elimina toxinas, relaja la espalda y regula la presión sanguínea. El segundo (50º C) es calor húmedo: acaba con las impurezas de la piel y mejora la capacidad respiratoria. Se deben acabar con una ducha fría y unos minutos de descanso.
Piedras calientes. En balnearios y centros de bienestar. Ayudan a regular la circulación sanguínea y linfática, oxigenan la piel, revitalizan el organismo y acaban con el estrés.

Temperatura mínima
Cómo actúa el frío:
Mejora el dolor y el espasmo muscular de las lesiones deportivas. Tiene un efecto analgésico.
Produce vasoconstricción, lo que evita que la lesión se propague y disminuye la inflamación.
Utilízalo.
SÍ: lesiones en músculos, tendones y articulaciones, para esguinces, dolor de cabeza y piernas hinchadas.
NO: hipersensibilidad al frío, enfermedades cardiovasculares graves, dolencias renales y propensión a contraer infecciones urinarias.
Cómo se aplica
Hielo (-10º C). Es un constrictor de los vasos sanguíneos. Ayuda a detener o ralentizar las inflamaciones de golpes y torceduras. Ponte durante dos o tres días hielo, envuelto en una toalla o una bolsa especial, para reducir la llegada de sangre. Pasados esos días, aplica calor.
Antifaces. Se enfrían en la nevera y calman el dolor de cabeza, el estrés o la hinchazón de los ojos, sobre todo si descansamos en un sitio oscuro y silencioso o reforzamos con un masaje.
Geles 'efecto frío'. Elaborados a base de extractos vegetales (menta, eucalipto, romero...), descongestionan, tonifican, alivian y refrescan las piernas. Además, favorecen el drenaje.
Ducha fría (10-12º C). Estimula las defensas y aumenta los glóbulos blancos, lo que eleva la resistencia a enfermedades como gripe, resfriados o asma. Por la mañana es energizante y por la noche ayuda a dormir bien.
Combinados, más efectivos
Hay casos en los que podemos aplicar tanto frío como calor o combinarlos.
Ducha de contrastes: típica de los spas, también se puede hacer con la ducha de casa. Primero, un chorro caliente para masajear y relajar los músculos. Después, progresivamente agua más fría para mejorar la circulación. Repite varias veces y termina con agua fría. Es ideal para calmar el dolor de espalda o tonificar el organismo.

En lesiones crónicas: lumbalgias, ciáticas y otras enfermedades de tipo reumático. El calor debe aplicarse antes del ejercicio de rehabilitación para elevar la temperatura. Esto aumenta la movilidad de músculos, tendones y articulaciones. Al terminar la sesión, debes ponerte frío para evitar la inflamación de los tejidos afectados.

16 de julio de 2014

Como afecta el clima y las temperaturas a la Fibromialgia



Como afecta el clima y las temperaturas a la Fibromialgia
Alguna vez has sentido que la temperatura muy fría o muy calurosa te incrementan los dolores, o que la humedad o la lluvia hacen que te sientas peor. Es usual que las personas con fibromialgia digan que cierto tipo de clima o los cambios en el clima empeoran sus síntomas.
Muchas personas con fibromialgia se quejan de tener frío todo el tiempo, o calor todo el tiempo, o de manera alternada. Este síntoma se llama sensibilidad a la temperatura. Algunas investigaciones muestran una incapacidad por parte del cuerpo para adaptarse a los cambios de temperatura, junto con un bajo umbral de tolerancia al dolor debido a estímulos por calor y frío.  Es por esto que una gran cantidad de personas con fibromialgia dicen que la sensibilidad a la temperatura que experimentan puede agravar sus síntomas.
Un nuevo estudio llamado "La influencia del clima sobre los síntomas diarios de dolor y fatiga en las mujeres con fibromialgia" sugiere que el clima no tiene un efecto uniforme en las personas con fibromialgia. Sin embargo, los investigadores llegaron a la conclusión de que "algunas" personas con esta condición son muy sensibles a ciertas condiciones meteorológicas, mientras que otras no. Este estudio parece contradecir lo que dice mucha gente que sufre de fibromialgia; entonces... ¿quién tiene la razón?
Para muchos de nosotros, la humedad, la lluvia, el frío o el calor pueden producir un aumento de dolor y otros síntomas, ya sea en el mismo día o al día siguiente. Puede ser que las condiciones climáticas no sean las que producen algún efecto, sino más bien los cambios en el clima. Como es frecuente en la fibromialgia, cada caso es diferente.
A nivel personal, no puedo dar testimonio del efecto que pueda tener una presión barométrica alta o un frío de invierno (donde por ejemplo hay nieve), pero estoy segura que hay muchas personas con fibromialgia, que si pueden hablar al respecto. Sin embargo, yo vivo en un país tropical, y puedo decir que el calor, la humedad, el frío y la lluvia me afectan terriblemente. Cuando los días son extremadamente calientes, siento como me arden los músculos, sudo copiosamente y parece que voy a encenderme en llamas en cualquier momento; cuando hay mucha humedad, se incrementa mi fatiga y el dolor generalizado aumenta; y cuando estoy en una habitación con aire acondicionado muy frío o cuando he viajado a lugares con clima frío y seco, siento que me duelen hasta los huesos, y solo deseo estar arropada de pie a cabeza. De hecho, muchas veces tengo que dormir con medias y guantes, solo con el frío de la noche, que en mi país puede estar entre los 24°C a 26°C. Y la lluvia me afecta igual que la humedad y el frío. En fin, nos la pasamos en una montaña rusa de sensibilidad por los cambios en el clima.
Lo que me preocupa sobre este estudio, es que su conclusión no es general ni aplicable a todos los tipos de climas que hay en el mundo, ni a todas las poblaciones en donde se encuentra presente la fibromialgia, pero sin embargo, queda arraigado en la mente de quienes leen solo los títulos o las conclusiones, el pensamiento de que este es un tema que en realidad no nos afecta y como siempre, es posible que estemos exagerando o inventando nuestros síntomas.
Hay muchas razones por las cuales, me parece que este estudio no debiera tomarse en cuenta, como por ejemplo, el tiempo que duró el estudio fue solo de 28 días, durante los cuales pueden no haberse experimentado muchos cambios en el clima, además de que fue realizado en Holanda, en donde no existen condiciones de clima tropical, sin mencionar el hecho de que las personas de esa región sometidas al estudio pueden tener un sub-tipo de fibromialgia que no tenga sensibilidad a la temperatura o a los cambios del clima.
Sensibilidad al calor
Algunas personas sensibles al calor describen sensaciones de calor por todo el cuerpo que parecen emanar del interior. Otros pueden tener problemas solo en manos y/o pies, posiblemente junto con la sensación de hinchazón y dolor, mientras que algunos pueden tener ambos síntomas.
Recalentarse puede producir un aumento en los síntomas de la fibromialgia. Aunque el clima caluroso puede agravar este síntoma, también puede ocurrir en cualquier momento. Las personas con fibromialgia parecen tener problemas con la homeostasis, lo que impide al cuerpo regular la temperatura de forma adecuada
Como no existen tratamientos para la sensibilidad al calor y los síntomas que genera, en su lugar nos toca principalmente realizar cambios en el estilo de vida, y encontrar la manera de aliviar el recalentamiento, y la mejor forma es evitar el calor excesivo en primer lugar, manteniendo el ambiente fresco y permaneciendo en el interior, aunque esto no siempre es posible y podría impedirnos hacer un montón de cosas que deseamos hacer o tenemos que hacer.
Algunas recomendaciones para mantenernos frescos son:
  • Apégate a los alimentos y bebidas frías
  • Usa un paraguas para dar sombra
  • Usa una visera en lugar de un sombrero
  • Usa de ropa holgada y ligera, hecha de un material transpirable
  • Evita los baños o duchas calientes
  • Date un enjuague con agua fría antes de salir y antes de dormir
  • Prende el auto y el aire acondicionado un rato antes de salir, lo suficiente para refrescar el auto
  • Evita los productos de peluquería que utilizan calor
  • Si utilizas un abanico o aire acondicionado, evita que soplen directamente hacia ti
  • Si estás en casa y te recalientas, date una ducha fresca
  • Cuando salgas de casa lleva siempre contigo un abanico de mano (de esos que usaban las abuelitas)


Sensibilidad al frio
Otro síntoma común en la fibromialgia es la sensibilidad al frío. Las personas sensibles al frío se sienten congeladas hasta los huesos y les cuesta mucho poder calentarse. El frío puede ser en todo el cuerpo, o simplemente en las manos y/o los pies.
Tener frío es un problema serio, porque en primer lugar, nos puede tomar algo de tiempo lograr calentarnos, y en segundo lugar, el frío puede detonar una crisis. Este síntoma es generalmente peor durante el clima frío, pero puede ocurrir en cualquier momento, aunque con algo de planificación se puede aliviar el impacto que el frío tiene en la fibromialgia.
Algunos investigadores creen que estas sensibilidades se deben a algo llamado disautonomía, que es una desregulación del sistema nervioso autónomo, que controla la homeostasis, manteniendo cosas como el ritmo cardiaco, la digestión y la temperatura corporal dentro de los parámetros normales. Cuando existe disautonomía, estas funciones no se dan correctamente, por ejemplo, cuando los pies de una persona sana se enfrían, el sistema nervioso autónomo entra en acción, re-dirigiendo el flujo de sangre para calentar el área. Siempre y cuando, no sea una situación extrema, el cuerpo debe ser capaz de superar el efecto del medio ambiente. Pero en el caso de alguien con fibromialgia, el cuerpo no es capaz de adaptarse adecuadamente, por lo que los pies se mantienen fríos, e incluso ponerse calcetines gruesos puede no ayudar a calentar los pies; por lo tanto, el ambiente tiene un mayor impacto en el cuerpo.
En vista de que hasta ahora no existen tratamientos para regular nuestra temperatura y aliviar los síntomas relacionados con el frío, debemos encontrar formas de controlar estos síntomas. La mejor manera es evitar congelarnos de frío.
Algunas ideas para evitar que esto ocurra son:
Mantener los pies cubiertos durante el tiempo frío
Vestirse abrigado (sin embargo, vestirse demasiado caliente puede desencadenar los síntomas de la sensibilidad al calor)
Tomar bebidas calientes
Comer alimentos calientes como sopa y avena
Calentar el auto antes de salir de casa, sobre todo si tiene un sistema de arranque remoto
Mantener el ambiente cálido y agradable
  • Tener cosas como mantas y zapatillas a mano
  • No importa qué tan cuidadoso sea, de vez en cuando se puede enfriar demasiado, lo que puede ser difícil de superar. Cuando el cuerpo no se pueda calentar por sí mismo, tiene que encontrar una fuente de calor externa, como por ejemplo:
  • Un baño o una ducha caliente
  • Bolsas de agua caliente
  • Pad eléctrico
  • Productos de calefacción, tales como calcetines de baterías o mitones y mantas eléctricas
  • Las almohadillas calientes o productos similares para calentar en el microondas
  • Pero ten cuidado, ya que demasiado calor o calentarse muy rápido puede provocar síntomas relacionados con la sensibilidad al calor.  Ve despacio y con cuidado.

En fin, es importante tener presente estos conceptos, porque estudio o no estudio, yo seguiré tomando las precauciones necesarias contra el clima, y estaré atenta a los cambios de temperatura para contrarrestar el aumento de mis síntomas apenas empiece a sentirlos o si es posible, antes.

¿Y tú qué piensas? ¿Las temperaturas parecen influir en tus síntomas o los cambios en el clima son peores para ti?

11 de julio de 2014

El lengüetazo de un perro y sus secretos

El lengüetazo de un perro y sus secretos

Sabemos que por medio de un beso húmedo de nuestro perro nos demuestra cuánto nos quiere, pero según estudios tienen un significado más a fondo que tal vez no conoces, te invitamos a que sigas leyendo y aprendas más de ese amigo fiel.
¿Qué tantas cosas nos quieren decir con un lengüetazo?
Los perros a través de un beso húmedo son capaces de saber si estamos tristes o por el contrario, rebosamos alegría.

Un estudio del departamento de Psicología de la Universidad de Londres revela que los perros responden a las emociones humanas y que son sensibles a nuestra tristeza y angustia. Gracias a este estudio se llegó a la conclusión de que el perro reacciona de forma distinta ante nuestra alegría que ante el dolor; “cuando los humanos se mostraban felices, el can se acercaba a ellos, en su mayoría, con expresión juguetona o de interés.
Sin embargo, cuando las personas lloraban, el perro reaccionaba con lamidos en sus manos y cara, les olisqueaba de forma suave y les acariciaba con su cuerpo. Los lengüetazos eran un gesto para mostrar su afecto y soporte ante el dolor humano”.

El lengüetazo de un perro y sus secretos
Este estudio experimental confirma que el perro es capaz de "empatizar" con nosotros, de ponerse en nuestro lugar y sentir lo que nosotros sentimos. "Lo interpretamos como un contagio emocional", afirman Custance y Mayer en el estudio.
Los besos de tu perro también demuestran que te aceptan como jefe de su manada, teniendo en cuenta que el perro, es un animal social que establece fuertes relaciones con los individuos de su entorno.
El perro nos explora y nos conoce mejor con estos lengüetazos.

Sin duda, cada día podemos aprender más de ellos, con el lenguaje del silencio nos han enseñado que el amor y la comprensión no necesitan de palabras.

3 de julio de 2014

Algunos Trastornos neuróticos en la fibromialgia- Ansiedad-



Trastornos neuróticos en la fibromialgia

Los trastornos neuróticos incluyen una serie de trastornos psiquiátricos que se dan con cierta frecuencia (mayor a la población general) en la fibromialgia. Son los trastornos de ansiedad, tanto crisis de pánico como trastorno de ansiedad generalizada, y las fobias simples y sociales. El caso de los trastornos somatomorfos es controvertido, ya que muchos autores consideran a la fibromialgia y otras enfermedades reumatológicas, como el síndrome de fatiga crónica, como somatizaciones, creencia que en los últimos años, y después de estudios diversos, se está desestimando. Por esto no lo incluiremos dentro de las patologías psiquiátricas más frecuentes en la fibromialgia.

La ansiedad es una conducta compleja de activación y alerta urgentes que resulta de la integración de los distintos niveles de organización del ser humano: genético, fisiológico, emocional, comportamental y cognitivo. Su cometido es cumplir una función adaptativa, preparando al sujeto para afrontar situaciones de peligro. Es la señal de alarma del organismo ante acontecimientos adversos. Existe una ansiedad normal y una patológica, que es la que lleva a los diferentes trastornos de ansiedad.

Dentro de los trastornos de ansiedad, las crisis de angustia se dan con mayor frecuencia en la fibromialgia que en la población general. Se define como un episodio de angustia intolerable, de comienzo brusco, breve duración y carácter espontáneo. Se manifiesta con síntomas como aprensión, miedo o terror, junto con manifestaciones físicas, que van desde síntomas cardiovasculares y respiratorios hasta molestias abdominales, pasando por sensación de mareo, sudación, temblor, hormigueos y escalofríos. Suelen ser reactivas a situaciones ambientales, tales como la dificultad, frustración o sentimientos de incapacidad que puedan presentar.


El trastorno de ansiedad generalizada se define como ansiedad y preocupación excesiva por diferentes sucesos o actividades durante la mayoría de los días, durante al menos un período de seis meses. 

2 de julio de 2014

Alimentos que previenen los calambres musculares

Los calambres se deben a la contracción involuntaria de un músculo de manera que el músculo se tensiona (contrae) sin que queramos hacerlo.
Los principales minerales involucrados en el desarrollo de un calambre son el sodio, el magnesio, el calcio y el potasio. Pero estos no son los únicos nutrientes relacionados con este problema muscular; las vitaminas B1 y B3, o incluso la vitamina D y la E han demostrado su influencia.
Otros factores asociados a los calambres musculares son:
El esfuerzo excesivo exposición a un clima cálido o frío, un nivel bajo de azúcar en sangre…

¿Qué podemos hacer en el momento de sufrir el calambre?
ü  Estirar suavemente el músculo. Éste es el método más rápido y sencillo de aliviarlo. Estirar el músculo contraído reducirá la presión sobre el músculo, manteniendo el estiramiento hasta que desaparezca el calambre.
ü  Aplicar hielo envuelto en un material blando. Esto se puede hacer mientras se realiza el estiramiento, para adormecer la zona y para que aumente la circulación al retirar el hielo. Masajear suavemente el músculo.
¿Cómo podemos prevenirlos?
Hidratarnos, aportando sales minerales. Al sudar no sólo pierdes líquido, también pierdes minerales como el sodio, de ahí el sabor salado del sudor y potasio principalmente, y algunas vitaminas como la C.
ü  Puedes hidratarte con bebidas isotónicas comerciales, pero yo recomiendo preparar bebidas basadas en zumos de frutas, miel y sales, como las que presento en este post que aportan todos estos elementos.
ü  Alimentos ricos en Vitamina E, es una vitamina antioxidante elimina los radicales libres se acumulan en los músculos agotados por el esfuerzo y pueden causar los calambres. Una de las mejores fuentes de vitamina E es el aceite de germen de trigo, también el aguacate, el aceite de oliva, y los frutos secos como las nueces.
ü  Magnesio, este mineral relaja los músculos y ayuda a evitar calambres, lo encuentras en el arroz integral, los plátanos, las legumbres, la soja, los aguacates y la avena.
ü  Potasio, el plátano es un alimento rico en potasio, y es que es una buena fuente de este mineral necesario para la contracción muscular y la transmisión de los impulsos nerviosos. Otras buenas fuentes de magnesio son las pasas, las patatas, las ciruelas y la mayoría de las frutas y verduras. Una solución perfecta, y muy saludable es este batido

ü  Calcio, este mineral no sólo mantiene los huesos fuertes, también ayuda a absorber el magnesio que se encarga de relajar la musculatura. Un vaso de yogur natural al día o de leche es la mejor forma de prevenir calambres, aunque hay otros alimentos que aportan aún más calcio, como el sésamo o las semillas de chía

24 de junio de 2014

Razones para tener plantas en casa.

Las plantas y flores que tenemos en nuestras casas no sólo decoran con delicadeza y belleza nuestros hogares, sino que además tienen beneficios para nuestra salud, ánimo, y nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida.

1. Oxigenan el ambiente
Tener una planta en nuestro dormitorio, a pesar de que lo muchos creen, no es perjudicial. Es cierto que durante la noche, las plantas no hacen la fotosíntesis y consumen oxígeno expulsando dióxido de carbono. Pero el balance global a lo largo del día es muy positivo para el ser humano. Además, recordad que se pueden encontrar plantas que combinan el ciclo de fotosíntesis, existiendo algunas que lo hacen por el día y otras al caer la noche.
2. Producen un efecto relajante
El color de nuestras plantas y su belleza afectan de manera eficaz al estado de las personas dando una sensación de tranquilidad y positivismo al ser humano. Regalan bienestar ornamental, estética y armonía. Sus efectos psicológicos son por tanto, muy positivos. Relajan, animan, reducen el estrés.

3. Mejoran la salud del aire que respiramos
Las plantas que tenemos en nuestros hogares purifican y revitalizan el ambiente, absorben gases contaminantes, incrementan la humedad en el aire. Y atenúan la temperatura, refrescando el ambiente en verano y produciendo calor en invierno.

4. Reducen el ruido
Muchas de nuestras plantas actúan como pantalla frente a los ruidos exteriores e interiores, sobre todo en lugares pequeños y cerrados. De esta manera, nos ayudan a reducir el nivel de ruido ahogando los sonidos.
5. Ayudan a nuestra piel
Como ya hemos apuntado, las plantas humidifican el aire y esto hace que nuestra piel esté mucho más hidratada. Un estudio expuso que la Raphis Marantha aumenta hasta en un 5% la humedad del aire.

6. Favorecen el trabajo
Muchas investigaciones han demostrado que tener plantas en los lugares de trabajo aumenta el rendimiento y la eficacia de las personas. Ayudan a relajarse y esto hace que se reduzca el estrés laboral. Aquí tenéis más información sobre los beneficios de las plantas en el trabajo.

7. Ayudan al estudio
Y es que no sólo son buenas en el trabajo, también lo son en los centros educativos o de estudio como universidades y bibliotecas.  La relajación aumenta el nivel de concentración y esto hace que por consiguiente aumente la creatividad y la producción.

8. Adornan nuestros hogares
Comprensiblemente, no podemos olvidar el nivel decorativo de las plantas. A nivel ornamental, no hay mueble o detalle que supere la belleza de la naturaleza. Además, el abanico de plantas ornamentales es tan amplio que hay variedades para todos los gustos y hogares.

9. Limpian la atmósfera
Las plantas no solo renuevan el aire, lo purifican y mejoran, sino que además, reducen la polución, absorben gases nocivos, renuevan el humo removiéndolo y reducen la presencia de polvo hasta en un 20%.

10. Mejoran la autoestima

Ya que se trata de una vida, cuidar de una planta y verla crecer mejora la autoestima de muchas personas. Mantener una planta sana y salva conlleva una responsabilidad detrás y mucha constancia. Esto genera satisfacción en las personas y aumenta por consiguiente la autoestima.


cintas

Raphis Marantha
Plantas de interior

23 de junio de 2014

Plantas apropiadas para tratar la migraña

Remedios naturales y plantas medicinales


¿Qué es la migraña?
La migraña o jaqueca es una enfermedad cuyo síntoma es esencialmente el dolor de cabeza. Esta causa episodios de dolor agudo intercalados entre largos periodos sin síntomas.
Su frecuencia y dolor varía en función del paciente. Puede afectar a la vista, la lengua, la mitad de la cara siendo más intenso en uno o en otro lado de la cabeza, sensibilidad a la luz y al sonido, vómitos, etc.
La migraña puede venir provocada por diversos factores como la genética, la alimentación, el estrés, menstruación y menopausia, trastornos del sueño, algunos medicamentos, etc.
¿Cuáles son las plantas adecuadas?
Existen muchas plantas medicinales que ayudan a controlar y disminuir el efecto de muchas enfermedades. En el caso de la migraña, también existen algunas plantas que ayudan a este problema.
Por ejemplo, las plantas que mejoran la circulación sanguínea ayudan contra el dolor de la migraña. También ayudan aquellas analgésicas que calman el dolor, las antiinflamatorias y las tranquilizantes como la valeriana para reducir situaciones de estrés que aceleran la jaqueca.
Por ejemplo el jengibre es una planta que ayuda mucho contra este dolor a nivel interno. 


Podemos realizar infusiones con espino blanco o pasiflora. Beber un par de vasos al día con una o dos cucharas de la planta seca. Con una cucharada de romero en agua hirviendo también sentiréis la mejoría.
Se ha demostrado que la menta controla este tipo de dolores sobre todo cuando afectan a la mitad de la cabeza. Para ello, colocad una compresa con unas gotas de aceite de menta en alcohol, situadla sobre la sien y veréis el resultado.
Podéis comprar en farmacias extractos de algunas plantas cono en ginkgo, y como no, un aromático café. La cafeína ayuda a combatir el dolor de cabeza y se encuentra en muchos medicamentos para este tratamiento.

ginkgo
Café





Otros remedios alternativos.
Aparte de la fitoterapia, existen muchos remedios populares y técnicas que ayudan a combatir esta enfermedad.
Por ejemplo los baños. Estos tienen efectos muy positivos contra las jaquecas cuando se incluyen aceites esenciales e hierbas medicinales. Con agua caliente y una gotitas de algún aceite esencial, el efecto será increíble.
Algunos de los aceites que más mitigan la migraña son el aceite de melisa, manzanilla y lavanda. 
Realizar un masaje sobre la sien con unas gotitas de estos aceites será fabuloso.
Los masajes en general ayudan a disminuir estos dolores sobre todos cuando son anti estrés. Algunas técnicas de relajación como el yoga o la meditación también favorecen la no aparición de las migrañas.


Melisa

Valeriana

22 de junio de 2014

Los beneficios del romero en la memoria

El olor a romero aumenta la memoria hasta un 75%
En los últimos años las plantas medicinales han adquirido gran importancia en terapias alternativas o complementarias en varias regiones del mundo.
Las plantas con acción medicinal o funcional tienen la característica común de poseer un elevado contenido en sustancias o principios activos, con propiedades químicas, bioquímicas u organolépticas muy específicas, que permiten su utilización con fines terapéuticos (plantas medicinales), aromáticos (plantas aromáticas o esencias) y dietéticos o gastronómicos (plantas empleadas como condimentos).
El romero (R.officinalis L.) es una de las plantas cuyas propiedades cubre estos aspectos y que más investigaciones ha generado dadas sus propiedades químicas y sus posibles aplicaciones medicinales e industriales.
El estudio más reciente sobre esta cuestión ha descubierto que el aceite esencial de romero permite a las personas acordarse de hacer las cosas, un hallazgo que se completa por investigaciones anteriores acerca de su utilidad para evocar el pasado y, en general, para mejorar la memoria a largo plazo.
Tras una serie de pruebas realizadas a personas sanas por un equipo de psicólogos de la Universidad de Northumbria, en Newcastle (Reino Unido), se ha concluido que el aceite esencial de romero aumentaba entre un 60 y un 75 % las probabilidades de recordar hacer cosas tan cotidianas como tomarse un medicamento, acudir a una cita o acordarse de una fecha señalada.

Ayuda a hacer cálculos mentales.
Además de mejorar la memoria a largo plazo y la capacidad de realizar ejercicios mentales de aritmética, este nuevo hallazgo le atribuye una gran capacidad para fomentar la memoria prospectiva, convirtiéndolo en un remedio fantástico para la vida moderna, siempre tan bombardeada de pequeñas tareas.
Los participantes del estudio que se encontraban en la habitación con olor a romero obtuvieron puntuaciones mucho mejores en el desempeño de este tipo de actividades que precisaban recordarse para su ejecución. Igualmente, con respecto a los que ocupaban una habitación de olor neutro, los presentes en la sala perfumada obtuvieron mayores concentraciones en sangre de 1,8-cineol, un compuesto bioquímico presente en la sangre que también se encuentra en el aceite esencial de romero.
Muy probablemente ello explique estos resultados, pues estudios anteriores encontraron que las moléculas volátiles de los aceites esenciales pueden ser absorbidas por el torrente sanguíneo mediante inhalación. Se quieren estudiar estos mismos efectos en personas con la capacidad cognitiva afectada, concretamente en individuos con problemas de memoria de distinta gravedad.

Otros Beneficios del Romero
El romero tiene generosas propiedades, y entre ellas encontramos que es un excelente antiséptico, antioxidante, astringente, y es sumamente efectivo en enfermedades circulatorias y para aliviar contracturas musculares.
También es muy bueno para combatir resfriado, infecciones en las mucosas de la boca, como la gingivitis, e irritación en el colon.
También puede aliviar dolores de cabeza de la siguiente manera:
Prepare en un mortero hojas frescas de romero, con dos barritas de canela, y algunos clavos de olor, junto con una cucharadita de jengibre en polvo y mezcle con media botella de alcohol, deje macerar y luego guarde en un frasco por 10 días. Pasado este tiempo debe filtrar la preparación obtenida, conservando solamente el líquido, y volver a guardar en lugar fresco y seco.
Cuando padezca algún tipo de malestar, dolor muscular o alguna afección de las nombradas anteriormente, puede embeber un algodón o gasa, y colocarlo a modo de compresa en la zona afectada.
Estudio sobre el efecto de aromas naturales…
“Los aromas naturales pueden influir en el desempeño mental”, dijo a Reuters Health el autor del estudio Mark Moss, de la Universidad de Northumbria en Newcastle.
Para investigar los efectos de las esencias, Moss y sus colegas realizaron un experimento que incluía a 144 adultos jóvenes.
Los participantes efectuaron pruebas de atención o de tiempo de reacción mediante el trabajo en cubículos, ya sea, sin aroma ambiental o con aroma de lavanda o romero, se observaron la memoria de largo plazo, como recordar palabras y reconocer imágenes y la memoria de trabajo como recordar una serie de números.
LAVANDA

ROMERO


















Los adultos que estaban trabajando en los cubículos con esencia de lavanda presentaron peor desempeño en las pruebas de su memoria de trabajo y de tiempo de reacción que sus compañeros que trabajaron en cubículos sin esencias.
Por otro lado, quienes trabajaron en cubículos con esencia de romero, tuvieron mejor memoria de largo plazo que los que trabajaron en cubículos sin esencia en el ambiente.
Además, los resultados de las pruebas de estado de ánimo que se realizaron antes y después que los adultos completaron los ejercicios de memoria revelaron que quienes estuvieron en los cubículos con esencias de lavanda y de romero se sintieron más contentos después de haber completado las pruebas de memoria de lo que estaban inicialmente.
Sin embargo, los participantes que estaban en cubículos con aroma de lavanda informaron que sentían un estado de menor alerta después de sus ejercicios de memoria, mientras que los de los cubículos con esencia de romero dijeron sentirse en un estado de mayor alerta, ambos “pueden ser el reflejo de su (respectivo) desempeño” en los ejercicios, dijo Moss.
Las personas que trabajaron en cubículos sin aroma no informaron de cambio notable alguno, ya sea en contentamiento o grado de alerta.
A pesar de los hallazgos de que el romero parece mejorar la memoria a largo plazo y el estado de alerta, Moss no recomendó que los estudiantes inhalaran la esencia la noche previa a un examen importante. El aroma “nunca va a tomar el lugar del trabajo arduo”, explicó.
“Lo que más creo es que estos efectos, en sí, no van a cambiar la vida, no podemos tomar un atajo o un arreglo rápido”, aclaró Moss. “Sin embargo, puede ser que usemos compuestos naturales para mejorar nuestra vida cotidiana”.
Por ejemplo, el aroma de lavanda puede ser inadecuado como ambientador para los automóviles y otros vehículos, si van a hacer más lento el tiempo de reacción del conductor, según la investigación. Pero, puesto que los individuos generalmente usan lavanda para momentos de esparcimiento y relajación, los hallazgos indican que este propósito puede ser “ideal”, dijo.
“Ciertamente la lavanda es buena si uno desea relajarse y el romero es bueno si quiere sentirse un poco más alerta y, no, quiere tomar cafeína en la mañana”, indicó Moss.
Los hallazgos del estudio se presentaron en el encuentro anual de la Sociedad Psicológica de Gran Bretaña en Blackpool, Reino Unido.
El olor a romero ayuda a recordar; no sólo lo dice la sabiduría popular, sino la misma ciencia.

Shakespeare dijo aquella frase “Aquí traigo romero, que es bueno para el recuerdo”, ahora descubrimos que en ella había una pista acertada sobre su auténtico poder para mejorar la memoria.

9 de junio de 2014

10 cosas que debes saber de las mujeres, y que ellas nunca te dirán. Tiago Vollmer


10 cosas que debes saber de las mujeres, y que ellas nunca te dirán

Definitivamente, cuando dicen que los hombres somos de marte y las mujeres de venus, no puede ser más cierto. 
Los dos sexos somos opuestos en muchos aspectos, y uno de los más relevantes,e importantes para nuestra convivencia. es la comunicación; y aun cuando tu esposa o novia estén enviando señales clarísimas a través de su lenguaje corporal de que algo no anda bien, quizá pasen desapercibidas para nosotros.
¿Suena conocido? ¡Tranquilos!, la ayuda, a continuación: He aquí la lista de las 10 cosas que debes saber de las mujeres (y que ellas nunca te dirán

1.- Cuando ella habla, quiere tener toda tu atención; de esa manera le demuestras que es importante para ti, lo que es fundamental para que ella sienta que la tomas en cuenta. Recuerda que para ellas es muy importante el comunicarse, y no sólo de temas triviales.

2.-Ya sé que te erizas cada vez que ella te dice “Vamos a hablar“… pero trata de mantener la compostura y por sobre todas las cosas, escúchala.
Trata de silenciar todas las posibles respuestas que tienes en tu mente, esperando a que ella haga una pausa para soltar alguna. A veces creemos que “nos las sabemos todas“, y esa es una actitud perjudicial desde todo punto de vista.
Debes ser lo suficientemente inteligente como para no asociar todos sus arranques con el famoso síndrome premenstrual.  A veces simplemente se salen de sus casillas porque has metido la pata al hablar… y no te lo van a decir expresamente.
Y nunca, nunca, nunca les preguntes “¿Estás molesta?“. Si lo están, te lo van a negar rotundamente; y si no lo estaban, te van a preguntar “¿Por qué? ¿Existe alguna razón para estarlo?“
  
No salgas corriendo aún...

3.- Debemos desarrollar un Coeficiente Emocional.  Por supuesto, ¡Eso no quiere decir que tenemos que llorar a la menor provocación…! Simplemente debemos trabajar nuestro lado sensible, y demostrarlo.
A ellas les molesta de igual manera un hombre que nunca expresa sus emociones, a uno que vive quejándose y lamentándose de cuantas cosas le ocurren.
Les gusta sentirse protegidas por su pareja, pero a la vez que él les pida ayuda cuando la necesite.
¿Complicado, verdad? Ninguna mujer es igual, así que tendrás que encontrar el equilibrio de tu chica mediante el ensayo y el error.

4.- Con las mujeres, la única solución para los problemas es la comunicación; no simplemente “hablar cosas mundanas”, sino hablar de sentimientos (¡Cosa que a los hombres nos cuesta muchísimo…!).  Recuerda que si no hay comunicación, los problemas no van a resolverse solos.
Cuando quieras comunicarle un problema que tienes, debes dividirlo en tres partes: La primera es el problema en sí, otra el cómo te hace sentir y la tercera es cuál es la acción que consideras emprender.
Recuerda que los hombres (creemos) que debemos tener todas las respuestas…
¡Esa actitud las hace enfadar como no tienes idea…¡ y por supuesto, no van a decírtelo.

5.- Existen actitudes que las mujeres siempre querrán que demuestres, como por ejemplo la caballerosidad y ser agradable con sus familiares y amigos… aun cuando te caigan “de la patada”.
como entender a las mujeres. Haz un esfuerzo por buscarle el lado bueno a todas las personas que a ella le importan, y trata de concentrarte en eso.

6.- A ellas les encanta cuando intentamos sorprenderles cocinándoles. Aun cuando el resultado no está a la altura de un chef internacional.
Por supuesto, no sólo es cocinar para chuparse los dedos; lavar los platos y dejar la cocina tal cual y como la conseguiste es parte del mensaje.

7.- Tu estatus de “Macho” no está directamente relacionado a la velocidad que conduces; apresurarte mientras te acompañan, no es nada agradable para ellas.  Más aún, parecerá que quieres reducir el tiempo compartido al mínimo.
De la misma manera, el tomarte los imprevistos de la vida con naturalidad e incluso humor, les crea un impacto increíblemente positivo; por ejemplo, si discutes airadamente con un mesonero pues te cobró un café de más, no estás demostrando masculinidad, estás demostrando inseguridad.
Quien tiene el control se desenvuelve con tranquilidad y buen humor.

8.- Sé protector, no posesivo. No son “tu propiedad”, y no hay nada peor para ellas que ser tratadas de esa manera.
Por otra parte, a ellas les gusta que estén pendientes de ellas… ¡Pero tampoco las llames cada 5 minutos!, a ti no te gustaría que hicieran lo mismo contigo, ¿Cierto?

9.- ¡Las mujeres se derriten por el romance! que les expreses un amor inagotable e incondicional es absolutamente necesario todos los días.  La manera como lo expreses, queda de tu parte.
No se trata de regalarles flores o dulces a cada rato. Simplemente hazle saber qué piensas en ella, de una manera creativa.

10.- Por último pero no menos importante, recuerda que la manera más rápida de perder a una chica es mentirle.  La honestidad es la clave.

Por Tiago Vollmer